Publicidad

Negociar la deuda, puede ocasionar más deuda

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Las deudas son una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos. Durante estos últimos años, hemos visto una fuerte subida de las deudas contraídas tanto por los propios países como tal, como de los ciudadanos. La reducción o congelación de salarios, frente a la subida de impuestos, así como el elevado porcentaje de paro en muchos países, son factores más que suficientes para que las deudas aumenten.

Pero algunas veces, endeudarse no es bueno, y se pueden llegar a hacer determinadas operaciones y acciones que pueden endeudarnos aún más,a pesar de que nuestro objetivo era eliminar dicha deuda. Cada día, vemos muchos anuncian que nos ofrecen la posibilidad de saldar nuestras deudas, mediante préstamos y otros métodos que al fin y al cabo nos llevan a lo mismo, a tener deuda.

finanzas

Es un proceso diseñado por estas empresas para crear más deuda, sin darse cuenta. La liquidación de deudas a menudo viene con trampas que pueden causar problemas, sin importar el buen nombre de la empresa. De acuerdo con un informe de ResponsibleLending.org titulado “La liquidación de deudas,” un programa de liquidación de la deuda puede aumentar con éxito la deuda de los consumidores en un 20% en promedio.

1. Hay que dejar de pagar sus deudas

En la mayoría de los casos, la liquidación de deudas no funciona.  La mayoría de las compañías de liquidación de deudas requieren hacer pagos regulares, en lugar de hacer los pagos a los acreedores. El no pagar las cuotas, tasas y sanciones (e intereses) , hace que se sumen. Si no puede llegar a un acuerdo con algunos de sus acreedores, estará en un bucle por la falta de pagos y el impago.

2. Algunos acreedores no trabajan con las compañías de liquidación de deudas

No todos los acreedores están dispuestos a trabajar con compañías de liquidación de deudas, por lo que el hecho de no estar realizando los pagos se hace cada vez más problemático, ya que el proceso continúa. El acreedor, en lugar de resolver su deuda, podría decidir enviar sus cobros a cuenta. Este movimiento supondría más cuotas, multas e intereses devengados por todo. Y, por supuesto, la calificación de crédito sigue bajando, es más difícil obtener préstamos con buenos intereses.

3. Los acreedores podrían demandarle

En algunos casos, convertir sus deudas en cuenta, sería el mejor de los casos. Los acreedores que no negocian con las compañías de liquidación de deudas podrían decidir interponer una demanda algo que se añade también a la deuda.

4.  Tasas de Liquidación de Deudas

Se supone que las compañías de liquidación de deudas no pueden cobrar honorarios por adelantado. Sólo deben cobrar una cuota después de que se alcance un acuerdo. Sin embargo, existen lagunas jurídicas a esta regla, y las compañías de liquidación de deudas no tienen ningún problema en cobrar otras cosas. 

5. Malos hábitos

Por último, uno de los problemas con el pago de la deuda es la mala gestión del dinero. Seguramente muchos podrían pagar sus deudas haciendo un gran esfuerzo, como no salir a comer fuera, no tener ocio, o no hacer gastos innecesarios durante unos cuantos meses. Y lo más probable, es que una vez paguen sus deudas y recuperen lo suficiente, tendrán que pedir un crédito nuevo por su mal hacer con el dinero.

Hay algunas personas que utilizan la liquidación de deudas de manera efectiva, pero lo cierto es que casi nunca sale bien. La liquidación de deuda mendigante la negociación, ocasiona más deudas, y muchas empresas se benefician de ello, y de la desesperación de los endeudados.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *