Publicidad

Los ETFs de divisas, ¿qué pasa con el dólar?

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Durante estos últimos meses, los mercados de divisas están pendientes del dólar y del euro, entre otros. Como sabemos el dólar, moneda internacional por excelencia, y que además forma parte de la cesta de muchos productos financieros, entre los que se encuentran los ETFs, se aprecia y se deprecia cada día, aunque su fortaleza es un hecho.

Esta situación, es buena y mala. Dependiendo del tipo de ETFs , si son a la alza o a la baja, ganarán o perderán. Aún así, pese a la fortaleza del dólar, no será una situación muy prolongada, ya que se espera que después del verano, la FED finalmente suba los tipos de interés, cercanos ahora al 0%. Aún así esto depende de datos macro, como el empleo, la confianza del consumidor o la inversión.

reserva federal

Centrándonos en los ETFs, y en concreto los de compra-venta de divisas internacionales, tenemos varias opciones. El dólar, se aprecia cada día, y todo indica que de momento lo seguirá haciendo. Así, el PowerShares DB U.S. Dollar Index Bullish Fund (UUP), en el que se incluye, el precio del dólar estadounidense frente a una cesta de divisas, incluido el euro, el yen japonés, la libra esterlina, el dólar canadiense, corona sueca y franco suizo, ha ganado un 1,8%.

Por otro lado, el WisdomTree Bloomberg U.S. Dollar Bullish Fund (USDU), que incluye el dólar frente a una cesta más amplia de monedas, principalmente de mercados desarrollados y emergentes, también subió un 1,8%. En lo que va de año, el UUP ha retornado 6,4% y el USDU ha aumentado un 4,8%.

PowerShares DB US Dollar Index Bearish Fund (UDN), un fondo bajista, es decir que se basa en la cotización inversa o el rendimiento por debajo del dólar estadounidense, frente a una cesta de 6 monedas principales, igual que el UUP, bajó un 1,7% durante la semana pasada y se ha reducido un 8,3% en lo que llevamos de año.

A pesar de estos datos, los inversores no deben confiarse en que esta tendencia siga. Sobre todo pasado el verano, cuando es probable que la FED suba los tipos.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *