Publicidad

La decisión del BCE y cómo afecta a la inversión

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Esta semana los mercados financieros están sufriendo una volatilidad importante. Desde que el BCE anunciara su futura política de compra de deuda, como ya se esperaba, todo son especulaciones e incertidumbre. Europa es una de las áreas más preocupantes en cuanto al crecimiento y a la desigualdad que cada día es mayor. La baja inflación que estamos presenciando desde hace meses es un dato importante y parece que el BCE ya ha decidido. Las compras de bonos, tienen un impacto muy importante en la eliminación de la deflación.

Se espera que el BCE, se ponga en marcha para subir la inflación y para llegar a una estabilidad de precios. Debilitar el euro es una opción que nos hará más competitivos antes mercados exteriores y llevará a ese objetivo de inflación. Activos refugio como los bonos anima a los bancos a prestar más. La crisis de deuda en España ha afectado a todos los sectores y agentes económicos. Empresas, consumidores, producción, demanda…

bolsas del mundo

Lo que se necesita son estímulos para el crecimiento, y aumentar así la confianza de todos. Reformas estructurales del mercado de trabajo, y estabilizar la economía en general es el objetivo.

Y ahora en relación a las inversiones, que es un tema importante parece que se espera un crecimiento generalizado, donde los mercados poco a poco van a ir recuperando el terreno perdido. Destacar la renta fija a corto plazo en el mercado español, así como la deuda italiana. La deuda europea por supuesto se beneficiará de estas políticas, y los inversores que busquen un mayor rendimiento lo encontrarán aquí. Por último una debilidad del euro, donde la tasa de cambio seguiría cayendo como lleva haciendo desde marzo.

La próxima reunión del BCE aportará los instrumentos y algo más de luz sobre cómo lucharán contra la deflación europea, y sobre los pasos que seguirán con la  flexibilización cuantitativa o Quantitative Easing (QE) que podría llegar a los 600.000 millones de euros en compra de deuda. A partir de aquí analizaremos cómo afectará a la inversión.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *