Publicidad

El oro bate a las bolsas en la última década

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

La crisis parece no tener fin. De una crisis crediticia se ha saltado a una crisis de confianza. La deuda soberana está en el tapete, y todos los mercados financieros lo sufren. Todos a excepción de los mercados de commodities o materias primas. Y entre ellos, el gran favorecido por la crisis fue el oro.

El precio del oro se encuentra en la actualidad en torno a los 1370 dólares la onza troy, lo que implica que en los últimos 10 años se ha incrementado en un 377%, y solo cayo en el año 2000 un 5,47%. El resto de los años, siempre fue hacia arriba, incluso en lo peor de la crisis financiera, donde fue incorporado como refugio de valor por los inversores.

Con una perspectiva -según Barrick Gold- de alcanzar los 1500 dolares en 2011, el oro no para de dar ganancias, a contramano de lo que sucede con las bolsas, que sufre momentos de extrema volatilidad.

Las razones las podemos encontrar justamente allí: las dudas en las bolsas, las economías y, especialmente, en la recuperación de Estados Unidos y Europa, que hace muy vulnerables a las dos principales divisas del momento, el dólar y el euro, han sido determinantes para impulsar la cotizacion del oro. También ha influído mucho la enorme demanda del metal, principalmente por los Fondos Cotizados que replican su valor.

Volviendo a las rentabilidades, el oro ha ganado un 377% en la última década, y estos son los resultados si lo comparamos con las principales bolsas del mundo:

  • Ibex35: desde 2000, ha ganado un 16,5%
  • EuroStoxx: perdió 41,8%
  • Dax: perdio 2,48%
  • Cac: perdio 36,4%
  • S&P: perdio 13%
  • Dow Jones: ganó el 1%

Sin embargo, si lo comparamos con los mercados emergentes, encontramos algunos rendimientos superiores, por ejemplo, la Bolsa de Argentina subió más del 500% en estos 10 años, y la de Mexico, el 480%.

El ímpetu del oro continuará, y gran parte de ese empuje se lo darán los fondos cotizados. De hecho, los principales compradores del metal han sido los Bancos Centrales y los ETFs del Oro, que han tomado mucha fuerza en estos últimos años, sobre todo como forma de invertir en el metal sin tener que guardar los lingotes en la casa. En este sentido, y debido a la Ley de la Oferta y la Demanda, frente a una demanda sostenida de oro por parte de los ETFs y una oferta que no ha subido en la misma proporcion, el precio del oro ira indefectiblemente hacia arriba.

Una de las ventajas de estos ETFs consisten en participar de la buena evolución del precio de los metales preciosos a cambio de un coste mínimo de gestión, cerca del 0,4% anual, y de una comisión relativamente baja que le cobrará su broker o agencia de valores por operar en el mercado de valores.

Si es de su interés, puede encontrar el listado con la cotizacion de ETFs sobre el Oro en este link

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *