Publicidad

Ejemplo de estrategia dinámica con ETFs

caoehuf1ca7mb0ajcaiq5d1acawkddwncaf5mgw3ca2el1k1caarn5q2cax3ce6ocauwzpn0castvfayca9amzs2cagxaqhacafdd4zhcapvsqd7ca8l1jxgca44zx9dcaaegug9ca2j0t3tca9dsjp1.jpg 

Con los mercados tan volátiles como los actuales, invertir en fondos de renta variable puede resultarnos algo difícil, especialmente por la iliquidez que conlleva.

Gracias a los ETFs podemos obtener liquidez inmediata y varias estrategias para invertir en renta variable, además tenemos la posibilidad de comprar ETFs inversos y ultra los cuales nos van a permitir cubrir nuestra cartera y apalancarnos.

En esta oportunidad veremos con un ejemplo de estrategia dinámica utilizando ETFs en dos escenarios posibles:

En primer lugar vamos a armar una cartera de inversión: Supongamos que tenemos una cartera de fondos de 100.000 euros, de los cuales hemos decidido invertir un 50% en renta variable, un 10% en monetarios y un 40% en renta fija. Ante la posible caida que puede experimentar la renta variable decididmos estar lo más líquidos posible a través de ETFs. Con lo cual vendemos 10.000 euros de renta variable, 5.000 de los cuales mantenemos en líquido disponible y con el resto compramos un ETF ultra sobre el S&P 500. Nuestro riesgo y rentabilidad esperada no han cambiado, ya que al ser un ETF ultra se moverá el doble de lo que suba el S&P 500. En conclusión tenemos una exposición a renta variable de 50.000 euros: 40.000 en fondos y 10.000 en ETFs (5.000 x 2).

Escenario 1: Supongamos que a los dos meses, los resultados anuales de las empresas son malos y la renta variable cae un 3% de media. Decidimos reducir nuestra renta variable lo más posible: vendemos el ETF ultra, y junto con el liquido mantenido compramos ETFs apalancados inversos sobre el S&P 500. En un par de minutos hemos reducido nuestra exposición a renta variable de 50.000 euros (40.000 + 5.000 x 2) a 20.000 (40.000 – 10.000 x 2).

Escenario 2: En este caso supongamos que la renta variable hace dos meses que esta bajando, pero creemos que la caída es temporal y estamos a la espera de una señal técnica de rebote para entrar a través de emergentes. Afortunadamente la FED rebaja los tipos de interés y a media tarde los índices americanos ganan ya un 1.5%. Entonces decidimos entrar en un ETF sobre renta variable China, ya que un traspaso a nuestro fondo preferido tardaría varios días y perderías parte del rebote. La semana siguiente China ya ha ganado un 5% y ves que lo peor ha pasado. Realizamos un traspaso desde un monetario al fondo chino, y el día que llega vendemos el ETF.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *