Publicidad

¿Cuándo necesitas un asesor financiero?

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Durante los últimos años, hemos vivido un aumento de las horas de trabajo, y sobre todo una reducción de tiempo dedicado a nuestra vida personal. Además a esto hay que añadir cambios constantes en todo, con esto nos referimos a la tecnología, la especialización de muchos sectores, y la evolución general hacia niveles más difíciles.

Por ejemplo, igual que tenemos que adaptarnos a los nuevos móviles u ordenadores, también debemos hacerlo en lo referente a los instrumentos financieros, pues estos también cambian. La población en general cada vez tiene más conocimientos, pero hay algunos detalles que se nos escapan. En el mundo de las finanzas y la inversión  es algo muy común, de ahí la gran variedad de especialistas. A pesar de esto muchas veces pensamos que no necesitamos ayuda o información, pero nada más lejos de la realidad. En lo que respecta a nuestros ahorros, nunca está de más, la ayuda de un experto.

asesor financiero

Es aquí donde entra la figura del asesor financiero. Una persona especializada en la gestión de activos, que conoce todos los productos que pueden ir mejor para cada caso, siempre respetando los objetivos del cliente. Aunque es cierto que no siempre necesitamos un asesor financiero, hay algunas situaciones que prácticamente nos obligan a ello. Por ejemplo:

1. Deuda

A veces, las familias pueden llegar a tener unos niveles de deuda inimaginables. Sobre todo durante los últimos años, hemos visto como el índice de morosidad y los impagos han aumentado considerablemente. A veces la figura de un asesor financiero, nos ayudará a eliminar esa deuda antes de lo que pensábamos e incluso nos podrá ofrecer “arreglos” en los que no habíamos pensado, o que desconocíamos hasta el momento.

2. Estudios y jubilación

Aparentemente son dos cosas muy opuestas que no tienen nada que ver, pero si lo miramos desde el punto de vista financiero, puede consistir en un ahorro a largo plazo, destinado al estudio de una carrera o a la jubilación. A pesar de que el ahorro para estudios no esté muy implantado en España, es común ahorrar para esta etapa en países como EEUU, entre otros. Un asesor financiero, puede ayudarnos a crear un equilibrio entre el ahorro para nuestra jubilación y para los estudios de nuestros hijos. 

3. Riqueza

Aunque lamentablemente les pasa a pocos, la llegada de una buena cantidad de dinero puede ser una suerte o una desgracia, según se mire. Son muchos los que después de recibir un premio de lotería o una herencia, han perdido eso e incluso más de lo que tenían. Por eso, es en estas situaciones cuando la figura del asesor financiero es más importante si cabe. Nos ayudará a organizar nuestro nuevo dinero, y a sacarle el máximo partido sin poner en peligro nuestros ahorros pasados.

4. Aumento de la familia y fallecimiento inesperado

La herencias. Esta es sin duda una de las situaciones que más desequilibrios ocasiona. Tanto cuando recibimos una herencia como cuando la dejamos, un asesor financiero puede ayudarnos a hacerlo de la mejor forma posible, y sobre todo puede saber formas en las que tanto nosotros como nuestros herederos podamos ahorrarnos algo de dinero. La repartición de la herencia, sobre todo en familias numerosas, no es fácil, y podrá ahorrarnos mal entendidos futuros. En el caso de un aumento de la familia, un asesor financiero os ofrecerá las alternativas para obtener una mayor rentabilidad, o distribuir mejor nuestros bienes.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *