Publicidad

¿Cómo selecciono el ETF correcto?

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Hoy en día, el mercado financiero ofrece una gran variedad de productos de inversión. Para aquellos que van a iniciares en el mercado de valores, en fondos de inversión, fondos cotizados, depósitos, o cualquier derivado, han de saber que dentro de ellos habrá una gran variedad. Podrán elegir diferentes niveles de riesgo, sectores de inversión o empresas; o quizás prefieren seleccionar aquellos con una rentabilidad mayor. Hay tantos tipos de inversores como instrumentos financieros existen.

Y es por este motivo por el que resulta tan difícil seleccionar un instrumento financiero adecuado. Dentro de cada grupo podemos encontrar subgrupos muy diferentes unos de otros, aunque no lo parezca. Un ejemplo claro es el de los fondos cotizados o ETFs. Podemos encontrar un amplio abanico de posibilidades, y no resulta fácil elegir uno.

Fondos cotizados

 

La mayoría de los ETFs refleja un índice, y podemos encontrar varios que hagan lo mismo, pero lo más probable es que no sea así. Cada ETF a pesar de estar referenciado a un mismo índice puede tomar un grupo de empresas dentro de ese índice diferentes, por tanto ya no será el mismo ETF. Para poder entenderlo mejor, diferenciamos dos tipos de índices.

  • Índices tradicionales: Ibex-35, S&P 500
  • Índices específicos: los que eligen por ejemplo empresas de la construcción dentro del Ibex-35

Estos últimos índices son los que pueden causar alguna conclusión, ya que su evolución será diferente a la del IBEX- 35 íntegro. No contentos con esto, también podemos encontrar índices que repliquen las empresas con más capitalización bursátil, o que repliquen las empresas con más dividendos. Debemos controlar mucho qué tipo de fondo estamos contratando, ya que dentro de un mismo índice de réplica hay múltiples posibilidades que pueden variar (y mucho) nuestros beneficios o pérdidas finales.

Este es uno de los factores a tener en cuenta antes de contratar un ETF, pero no el único. Tendremos que tener en cuenta el coste de contratación, los costes intermedios, la liquidez , etc. Por supuesto antes de invertir en un ETF habrá que hacer un estudio de mercado entre los brokers o intermediarios y seleccionar cual se adapta mejor a nuestra situación.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *