Publicidad

Claves para elegir un buen fondo de inversión

Todos aquellos inversores que quieren diversificar su cartera optan por hacerlo mediante un fondo de inversión. Como sabemos es un fondo variable, formado por aportaciones de varios ahorradores e inversores. Mediante una entidad, se invierte de forma conjunta en varios activos, que pueden ser de todo tipo, pero siempre siguiendo unas pautas del tipo de fondo que quieren los inversores.

Los fondos de inversión son los medios de ahorro más contratados por las familias españolas, además de su atractivo fiscal y de su fácil funcionamiento y contratación. La ventaja de los fondos de inversión es poder invertir en diferentes sectores y empresas, y no depender de una sola. Sin duda una opción muy arriesgada. Hay varios tipos como fondos inmobiliarios, de renta fija, ETFs, fondos garantizados, etc. Pero, ¿cómo elegir el mejor fondo de inversión?

fondos de inversión

Por supuesto esto depende de las posibilidades de cada ahorrador y de su situación, además de su perfil de inversión. Pero, si hay que dar unos puntos esenciales, son la rentabilidad, el riesgo y las comisiones. Elegir un fondo en relación a una sola de estas opciones, no sería de buen inversor. La rentabilidad muy alta, suele ir asociada a un riesgo muy alto, y las comisiones no son las mismas en todas las entidades, que además también dependen del tipo de fondo.

  • determinar el plazo de la duración del fondo
  • límite para asumir pérdidas

Sin embargo, lo primero que se debe hacer es definir el perfil inversor y así, se podrá hacer una selección de los fondos que más se adaptan a loo que busca. Dentro de estos fondos de inversión se determinará el riesgo que quiere correr el inversor. Hay muchos tipos de fondos y muchas variantes dentro de ellos. El plazo al que se realiza la inversión y las comisiones serán los siguientes puntos a valorar.

Como sabemos el perfil de riesgo del inversor de adapta a los tipos de inversiones. Se contratarán fondos, parecidos a su perfil de riesgo, que puede ser bajo, medio o alto. Cuando no se sabe el perfil de riesgo, lo mejor es ir a un asesor que te guíe y determine el perfil. Cuando un perfil tiene riesgo alto, es que está dispuesto a perder más, y viceversa. Por supuesto la rentabilidad va estrechamente relacionada.

Otra de las cosas a tener en cuenta es el plazo. Cuanto mayor sea la volatilidad del fondo mayor será el plazo que haya que permanecer con el fondo. Si se elige un fondo durante un período largo, y no se puede permanecer en el llegado un momento, podrá obtener rentabilidad negativa o comisiones excesivas.

Además, los fondos de inversión tienen una gran ventaja y es que la tributación es favorable. Es decir, las plusvalías tributan por el ahorro , y solo cuando se reembolsa al inversor.

Fotografía: shutterstock

Quizás te interesa:

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *