Publicidad

¿Qué pasará con los Fondos Cotizados a cierre de fin de año?

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

imageaxd.jpg

Es muy difícil saber qué va a suceder con las bolsas de aquí a final de año. Estadísticamente los cierres de ejercicio son más positivos que negativos; pero los mercados son volátiles y los resultados pueden ser aleatorios.

Puede pasar de todo, pero, para cada caso, hay un ETF, o varios, entre los que los ahorradores pueden elegir para aprovechar la tendencia de los últimos meses del año.

Se entiende por volatilidad cuando el precio varía con gran amplitud en relación con la variación del mercado, es la correlación entre las variaciones de las cotizaciones de un valor y las del índice general del mercado bursátil.

Al hablar de volatilidad Bursátil se dice que este año las bolsas han ido de menos a más, con casi todos los índices entrando en territorio negativo a mitad de año para, a partir de ahí, recuperar terreno, se piensa que el último trimestre será positivo para la renta variable, teniendo en cuenta que solo es un supuesto, no hay nada seguro.

Si esto es lo que se espera a final de año, se debería apostar por fondos que replican los índices más importantes de la bolsa, como el EuroStoxx50, S&P500, el alemán DAX, o bien por mercados emergentes.

Otra opción a tener en cuenta es que los rallys suelen sentar bien a los sectores con mayor beta (más sensibles a las fluctuaciones del mercado), como el de materiales básicos, tecnología o consumo cíclico. Por ende, una buena opción sería invertir en ETF directos sobre índices sectoriales de estas industrias.

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Invertir en ETF centrados en las pequeñas empresas y las de crecimiento con las bolsas en alza puede ser muy rentable. Y si la confianza en los mercados es total, se recomienda fondos cotizados apalancados sobre los índices mencionados anteriormente con lo que se duplicarían las ganancias; aunque también las pérdidas en el caso de que el pronóstico falle.

Entre los ETF concretos recomendables ante un posible mercado alcista, se encuentran los fondos:

BBVA Ibex35,
Lyxor DJ Eurostoxx50,
SDPR SP500 Trust,
iShares Russell 2000 Growth o
CS ETF MSCI EMU Small Caps.

Frente a esta estadística brincada por expertos persiten las dudas que tampoco ayudarán a marcar una tendencia clara en los datos macroeconómicos. Por los acontecimientos ya vividos durante este año se presentan señales de mejoría, pero débiles, y unos mercados muy volátiles que reaccionan ante cualquier noticia de forma contundente.

Si la apuesta es que el mercado no se va a mover demasiado, convendría seleccionar fondos cotizados que se centren en compañías por dividendo, como BBVA Acción Ibex Top Dividendo, de BBVA AM, o DB DJ Stoxx Dividend, de dB x-Trackers.

Otra opción sería apostar por sectores defensivos, como el farmacéutico o el de consumo no cíclico que, al contrario de los que tienen más beta, se comportan mejor en este tipo de mercados.

Y si la apuesta es todo lo contrario se debería apostar por ETF con más beta sobre materias primas o mercados emergentes, pero que repliquen inversamente los componentes de los índices.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *