Publicidad

¿Qué es un ETN?

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

En el mundo financiero y de la inversión, existen multitud de productos que, a priori, son bastante parecidos pero que tienen diferencias que pueden variar, y mucho, la rentabilidad obtenida. Esta situación ocurre en Exchange Trade Products. Bajo este nombre se incluyen los ETF (Exchange Trade Funds), los ETC (Exchange Traded Commodities o Currencies) y los ETNs (Echange Traded Notes).

Pixabay
Pixabay

Los más conocidos son los ETFs que, como sabemos, son una parte proporcional a una cartera de inversión y que replican a un índice. Su rentabilidad irán en función de la del índice. Es una buena forma de diversificar una cartera, pudiendo, con una sola transacción, invertir en varias empresas y otros activos financieros. Además, un ETF tiene unos gastos más económicos que otros vehículos de inversión y funciona igual que las acciones.

Definición y características de un ETN

Un ETN es un producto similar a los ETFs. Se trata de una deuda senior subordinada emitida por una entidad financiera cuyo objetivo es proporcionar al inversor otra forma de inversión similar a la de un fondo cotizado. No son acciones ni son ETFs, aunque poseen características similares a estos dos activos. Por ejemplo, al igual que las acciones, cotizan en los mercados en tiempo real y ,al igual que un ETF, replican el comportamiento de índices.

La estructura que posee un ETN es similar a la de un producto estructurado mediante el cual el inversor compra un activo financiero que cotiza en bolsa y que replica un índice de forma diaria en tiempo real. Tiene un vencimiento (normalmente a muy largo plazo) y en esta fecha de vencimiento se abona al inversor la revalorización del índice correspondiente.

Diferencias entre un ETN y un ETF

En realidad, estos productos son bastante similares. Ambos siguen un índice subyacente, tiene gastos más bajos que los fondos y en el mercado funcionan de forma similar a las acciones.

Una de las diferencias que tiene este producto ,respecto de los ETFs, es que mientras la cartera de un ETF está compuesta por los componentes del índice, la cartera de un ETN está compuesta por bonos y opciones que replican al subyacente en tiempo real. Básicamente, mientras un ETF es un fondo, un ETN se consideraría una deuda, o un instrumento de deuda.

wall-street-582921_640

Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Esto significa que, en caso de que el emisor quiebre, se perdería toda la inversión. Sin embargo, un ETF es una deuda senior, es decir, de máxima prioridad en una empresa, lo que el pago de esta deuda tiene prioridad ante otras de menor nivel. Un ETN tendrá una fecha de vencimiento, aunque puede ser liquidado antes de tiempo. Además, el emisor del ETN no tiene que tener los bienes del subyacente al que replica, simplemente para la cantidad en función del subyacente.

En general, replica mejor al índice un ETN que un ETF, ya que no tiene tracking error, es decir, lo que se desvía en rentabilidad respecto del índice. Ademas, con un ETN existe riesgo de crédito del emisor pudiendo tener pérdidas un nuestra inversión por la bajada de calificación crediticia del mismo, en cambio en un ETF es como un fondo de inversión donde la cartera está respaldada por los propios valores que lo componen.

¿Qué es mejor? ¿Un ETF o un ETN?

Ante esta valoración, lo más lógico es pensar que un ETF siempre va a ser mejor, ya que no hay riesgo de perder la inversión, entre otras cosas, y , al fin y al cabo, funcionan igual. Sin embargo, a la hora de invertir con variaciones más complejas como, por ejemplo, ETFs inversos, que ganan cuando pierde el índice, o con apalancamiento, la cosa cambia.

Aquí aparece el término path dependence o trayectoria. Es decir, que un ETF depende de su trayectoria y un ETN no. Por ejemplo, si el Ibex-35 sube un 25%, un ETF con base 100, se quedará en 125. En cambio, un ETF inverso bajará a 75. Si, al día siguiente, el Ibex-35 baja un 20%, el ETF volverá a su valor inicial, 100. En cambio, el ETF inverso se quedará por debajo, en 90.

fondos

Es decir, que aunque el índice ha hecho lo mismo para los dos, también influye cómo se ha llegado al valor final. En el caso del ETN, se elimina el path dependence, pero existen otros riesgos, como todos los que se derivan de tener una deuda, son los riesgos de crédito del emisor.

Desde el punto de vista de rentabilidad, ambos productos son muy similares pero debemos asumir un riesgo adicional que es el del emisor. Los ETNs son productos complejos y es necesario elaborar un estudio previo, que incluya el perfil inversor, el objetivo y el nivel de riesgo que uno está dispuesto a asumir.

Los ETN son más como un bono. No están garantizados y se puede mantener hasta su vencimiento, o vender antes. Sin embargo, como hemos dicho antes, si el suscriptor, que suele ser un banco o entidad financiera, quiebra, habrá riesgo de perder la inversión. Es importante valorar la calificación crediticia de los suscriptores. Por otro lado, igual que ocurre con los ETFs, la tributación se realiza cuando se vende el ETN, por lo que ofrecerá ganancias de capital a largo plazo, según Investopedia.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *